La pereza es pecado

Un día un vecino me vio tendido en una hamaca y me dijo: -La pereza es pecado. Y yo le respondí: -Y la envídia también.

Un día un vecino me vio tendido en una hamaca y me dijo:

-La pereza es pecado.

Y yo le respondí:

-Y la envídia también.

Comp√°rtelo con tus amigos

Deja una respuesta