Si quiere tocar, toque la piedra